5 Ritmos: transformarse en el movimiento

Este sábado he experimentado por primera vez la práctica de los 5 Ritmos (5Rhythms®) de Gabrielle Roth en una taller maravillosamente guiado por Noelia Ruiz (www.inspiracionenmovimiento.com). Hemos bailado en la mañana viviendo el Ritmo Lírico, que me ha permitido descubrir, a través de la danza, desde el “portal” de mis manos, con “suavidad, despliegue y curiosidad” cómo me abro a la vida, cómo experimento mi libertad y desde dónde me permito ser. A través del juego con mi cuerpo, dejando que se funda con la música y la vibración, he sentido de qué manera me estoy ocupando de mí misma. He tomado conciencia de cómo creo mi espacio y mi momento, de cómo me siento Presente y de qué manera creo y despliego mi verdadero Ser.

Ha sido revelador experimentar cómo se abren canales de conexión con los demás a través de los dedos y de las manos y cómo se despliega la energía del Ser al compartir la danza. Te descubres en tu manera de relacionarte, traes a la luz patrones de actuación hasta ahora inconscientes que abren caminos para el crecimiento y la transformación.

He vuelto a respirar y a vivir mi cuerpo como cuando era niña y bailaba, he experimentado la energía de mis manos de una manera diferente a como la vivo normalmente, he honrado mi intuición de experimentar la importancia del cuerpo en los procesos de cambio.

Los 5 Ritmos son una práctica basada en el movimiento que nos permite descubrirnos y conectar con nosotros mismos y abrirnos al camino de la transformación desde el “no juicio”. Son estados internos, un mapa de cómo se mueven nuestras energías y las energías de la vida, aquí y ahora. Una forma de meditación en movimiento a través de la cual alineamos cuerpo, mente y espíritu. Gabrielle Roth descubrió y aplicó el poder transformador de la danza. Identificó 5 ritmos, asociados con aspectos diferentes de la vida y que juntos componen una ola:

  • Fluido: el ritmo de descubrirse a sí mismo, de escucharse y atender a las propias necesidades, a nuestro mundo interno y externo…
  • Staccato: el ritmo de las relaciones, de cómo nos adentramos en el mundo conectados con nosotros mismos, con nuestro camino. Cómo nos mostramos, cómo compartimos lo que somos.
  • Caos: es un ritmo de liberación de nuestras ideas acerca de lo que somos, de desprenderse de lo conocido y adentrarse en lo desconocido.
  • Lírico: es el ritmo del renacimiento, de la expresión desde la conexión con nuestros recursos. Nos conecta con nuestra humanidad.
  • Quietud: es el ritmo de la “vuelta a casa”. En él confluyen el resto de los ritmos.

Así lo expresa Gabrielle Roth en su obra “Mapas para el éxtasis” (Urano):

“Nací para moverme y para enseñar a otros a moverse. A mover sus cuerpos. Sus corazones. Sus mentes. Sus almas. Su espíritu. Para salvar la brecha entre sueño y realidad, entre experiencia y potencial (…) Liberar el cuerpo para experimentar el poder del ser. Expresar el corazón para experimentar el poder del amor. Vaciar la mente para experimentar el poder del autoconocimiento. Despertar el alma para experimentar el poder de ver.”

Es difícil expresar la experiencia con palabras. Recomiendo vivirla con apertura y sin expectativas a quien quiera descubrir, de una manera divertida y profunda, la conexión cuerpo, mente y espíritu y la apertura al Universo. Sólo hay que atreverse a dejarse llevar, dejarse envolver y respirar cada instante.