¿Cuál va a ser mi siguiente paso?

Esta ha sido una de las preguntas que han marcado estos últimos días que he dedicado a parar, visualizar y definir lo que quiero para este año. Pero antes de avanzar un paso más, he necesitado re-alinearme, conectar con mi parte más profunda y redibujar mi propósito y también el de Werden. Para ello, estoy viviendo y experimentando la obra de Robert Dilts y Stephen Gilligan El Viaje del Héroe, una guía para dejar que emerjan nuestros grandes retos, para abordar preguntas tan significativas y vitales como ¿Cuál es mi propósito de vida más profundo? ¿Qué pide la vida de mí? ¿Cómo puedo llevarlo a cabo?

Una propuesta para PARAR y crear nuevas posibilidades desde la presencia y la conexión cuerpo-mente-conciencia que sin duda fortalece la Visión y el Liderazgo.

Comparto un fragmento del poema de David White “Dulce Oscuridad” que reproducen Dilts y Gilligan en esta obra y que, desde mi punto de vista, nos invita a ocupar nuestro lugar y nos recuerda que tenemos derecho a vivir en plenitud.

 

“Renuncia a todos los demás mundos

salvo a aquel al que perteneces.

A veces hacen falta la oscuridad y el dulce

confinamiento de tu soledad

para aprender

 

que cualquier persona o cosa

que no te vivifica

 

es demasiado pequeña para ti.”