Educ-arte

Hace unos días, me ocurrió, durante una sesión, algo inesperado. El cliente (diseñador, fotógrafo, artista) me mostró uno de sus trabajos para ilustrar un argumento que tenía que ver con lo que estábamos tratando en la sesión. Hacía mucho tiempo que no me quedaba con la boca abierta, de manera literal, ante una expresión artística, y, creo, sinceramente, que nunca me había pasado con ningún tipo de arte visual. Él lo mostraba como si nada, con esa mezcla de inconsciencia y humildad que suele envolver al talento. Me emocionó. ¡Claro! Todo encajaba, sentí esa sensación de apertura, de luz, como si alguien enfocara su linterna hacia algo que estaba ahí, que siempre estuvo ahí, pero que hasta ese momento no pude ver: Me movió a pensar, a hacerme muchas preguntas. A mirar y a percibir de otra manera. Abrió perspectivas.

El arte no sólo transforma a quien lo crea, sino también a quien lo recibe. Educar, cultivar y despertar el lado artístico y emocional en las escuelas no es un lujo, sino una necesidad. Desarrollar la capacidad de observar, de explorar, de conocer el mundo, el de dentro y el de fuera, y expresarlo y comunicarlo a partir de las emociones, con la apertura perceptiva, la flexibilidad y libertad que aporta la creatividad es la garantía de que en el futuro nos gobernarán personas que, cuando menos, contarán con más variedad de recursos para resolver las situaciones, para dar respuestas que transciendan los problemas.

Comparto el vídeo de Masartisticas, comunidad en defensa de las enseñanzas artísticas en la educación reglada. En él expresan de manera limpia y contundente qué aporta el arte en la educación y los efectos de futuro en las nuevas generaciones. Letra y música de Jesús Sáez.

video_masartisticas

Gracias a todos esos profes y profas que, al margen de leyes, requisitos curriculares, horarios imposibles, recortes, etc. contribuís a cultivar los talentos y esas otras inteligencias “múltiples y variadas” más allá de la racional-intelectual. Y, por supuesto, gracias Miguel, por ese instante de luz, de sorpresa, de emoción y transformación.