“Fuerza, Equilibrio, Valor y Cordura”

Hace unos días recibimos a través de un buen amigo catalán la fotografía que acompaña a este post.Nos contaba entusiasmado que es “el mayor castillo hecho hasta el momento por los castellers de Vilafranca” que se trata de una torre de 10 pisos (“3 de 10, en directo, espectacular”), el tercero en la historia; nos explicaba que esta práctica, documentada como tal desde el siglo XVIII, aunque parece remontarse a épocas mucho más antiguas, se utiliza mucho en las escuelas de management como metáfora para definir el trabajo en equipo. Después preguntaba: “¿qué pensáis?”

Pensé:

– En la base que forman los castellers (pinya). Me pareció que debía de estar formada por personas fuertes y resistentes y estructurada en función de las características del castell que se iba a construir. Además, estas personas serían el “colchón” que amortiguara una posible caída.

Pensé que los equipos que se construyen sobre las fortalezas de cada componente, las más potentes y genuinas, complementarias entre sí, orientadas al objetivo común, lo hacen sobre vínculos estables. Y es que, si vemos al equipo como un sistema en red en el que cada componente está conectado con los otros e influye sobre ellos, parece importante cuidar que las relaciones entre las fuerzas sean complementarias, compatibles, resistentes, equilibradas y a la vez flexibles.

¿Qué criterios utilizamos cuando queremos formar un equipo para una misión o un proyecto? ¿Cómo elegimos las personas “pinya”? ¿Conocemos qué fortalezas les permitirán mantenerse estables a pesar de los cambios, dificultades, imprevistos, etc.?

En que había que tener mucho valor para escalar hasta lo más alto, también confianza en las propias capacidades y en los apoyos de los compañeros castellers, y agilidad y ligereza para coronar el castell. El Pom de Dalt, los tres últimos pisos, están construidos por niños.

Pensé que en un equipo es importante confiar, no sólo en lo que el resto de componentes hace, sino en lo que cada uno puede dar, en nuestras propias capacidades. Y que, del mismo modo que ha de haber una base resistente, también ha de existir libertad de movimientos, agilidad para tomar decisiones, apoyo en todas y cada una de las etapas de proyecto, hasta el final, y valor para ir siempre un poco más allá de lo que ya logramos.

¿Cómo construimos y mantenemos la confianza en el equipo y dentro del equipo? ¿Qué hechos, circunstancias, actitudes, palabras, miradas, gestos… conoces que pueden abrir fisuras? ¿Cómo estructuramos el equipo para que sea ágil y resistente a la vez? ¿Qué lo motiva a rebasar las metas ya alcanzadas?

– En que cada casteller parecía saber con claridad qué movimientos tenía que hacer y cómo los tenía que hacer. Estudiados al milímetro y ensayados una y mil veces. Cada uno de ellos tenía interiorizados los pasos, la fuerza, el punto de agarre de las manos, de los pies, la tensión muscular. Están concentrados y enfocados en su cometido.

Pensé que cada componente del equipo habría de tener claro qué resultado tiene que alcanzar, tanto a nivel individual como a nivel de equipo, y que deberían ser capaces de describir, la de manera lo más detallada posible, cómo van ser esos resultados. También le ayudará saber qué limites de actuación tiene para alcanzarlo, y que dentro de ellos, su forma de hacerlo es genuina, única y aporta un valor imprescindible al resultado, que es importante, que pertenece al equipo.

 ¿Cómo diseñamos los objetivos en los equipos? ¿Cómo se comunican y comparten? ¿De qué manera enfocamos el trabajo? ¿Cuántos componentes realizan realmente sus propias aportaciones?

Seguro que percibes muchas más semejanzas de las que proponemos aquí o es probable que no estés de acuerdo con algunas de las interpretaciones que hemos planteado, no importa, sí espero que, como metáfora, te haya servido para reflexionar sobre algunos aspectos del diseño y del funcionamiento de los equipos.

En todo caso, te invito a ver por ti mismo los resultados de un gran trabajo. Que lo disfrutes.

Espero que revivas ese emocionante momento, Piti, gracias.

Castellers Vilafranca

 ¿Qué piensas…

                                                  …cuando diseñas o participas en un equipo?